Menu
Sábado, 01 Agosto 2015 00:00

Cuidados de los cachorros (II)

Escrito por

En este artículo continuamos dando unos pequeños consejos a tener muy en cuenta sobre los cuidados de los cachorros. Ahora es el turno de hablar sobre la socialización del cachorro, el juego, actividad extremadamente importante en las etapas de vida de cualquier animal y las vacunaciones, para prevenir  posibles enfermedades.

Socialización:

El período de socialización del perro se produce entre la cuarta y la duodécima semana de visa. En el caso del gato, esta etapa se da entre la tercera y la octava semana de vida.

En este período, sus cerebros son ”esponjas” que, por así decirlo, absorben gran cantidad de conocimientos sobre su entorno, lo que hay que tener muy en cuenta para su correcta socialización.

En el caso del gato, hay que administrarle gran cantidad de estímulos, sobre todo en forma de juego, pero nunca utilizar nuestras manos como objeto de juego, ya que las morderán y arañarán. Cuando sean más mayores seguirán haciéndolo, ya que les hemos acostumbrado a ello, pero no nos hará tanta gracia, se lo aseguro.

En los perros, la socialización coincide con el período en el que les vacunamos. Por supuesto, no deben sacarlos a la calle en esta etapa de inmunización, perdiéndose por ello todos los estímulos que les ofrece el exterior, pudiendo sufrir miedos y fobias en un futuro. ¿Cuál es la solución ante el dilema en que les ponemos los veterinarios cuando estamos en la fase de las primeras vacunas?. Muy sencillo, pueden pasear a las mascotas en brazos, nunca dejándolas en el suelo. Es bueno que oigan y vean coches, bicicletas, personas, niños, etc. Además, si tienen un familiar o amigo cuyo perro tiene todas las vacunaciones y desparasitaciones en orden, pueden dejar que el cachorro se relacione con él en casa.

Juego:

El juego es una actividad extremadamente importante en las primeras etapas de la vida de cualquier animal, ya que con ello aprenden a enfrentarse a situaciones, desarrollan su motricidad y en el perro y el gato previene conductas destructivas.

Por estas razones debemos contemplar el juego como una de las partes primordiales de la vida de nuestros cachorros, destinando para ello los juguetes adecuados a la especie y edad, pero sobre todo destinando parte de nuestro tiempo diario a jugar con ellos. En cualquier caso, es importante no usar nuestras manos como juguete, ya que cuando queramos que no nos las muerdan, no lo entenderán.

Desparasitación:

La desparasitación es uno de los procedimientos mas importantes que se deben llevar a cabo tanto en los cachorros como en los adultos.

Muchos parásitos intestinales producen zoonosis (enfermedades que se transmiten de los animales al hombre), por lo que llevar un programa de desparasitación adecuado es esencial, sobretodo si la mascota vive con niños o personas inmunodeprimidas.

Los cachorros deben ser desparasitados antes de la vacunación, ya que si tienen parásitos, su sistema inmune está comprometido de cara a recibir una vacuna. Es recomendable realizar la desparasitación cada tres meses o más frecuentemente, dependiendo del ambiente, lugares por los que pasea, vive, etc.

Vacunación:

El programa de vacunación de un cachorro puede ser diferente de uno a otro. El veterinario ha de tener en cuenta el lugar del que procede el animal, la raza, la edad y las vacunaciones de la madre.

Siempre hay que poner como mínimo dos dosis de cada enfermedad. Es por esto que a los cachorros se les administran varias vacunas, realizándose una revacunación anual para que el sistema inmune del animal siga teniendo anticuerpos.

Joomla SEF URLs by Artio