Menu
Martes, 01 Diciembre 2015 00:00

Leishmaniosis canina y felina

Escrito por

La Leishmaniosis es la enfermedad producida por el protozoo (parásito unicelular) Leishmania infantum. Se trata de una zoonosis (enfermedad que se puede transmitir del animal al hombre), que afecta a perros y gatos, aunque en éstos, en mucha menos medida.

El parásito se transmite al hospedador definitivo (perro, gato, persona), por la picadura del flebótomo o “mosca de la arena”. Se trata de un pequeñísimo insecto donde el parásito cambia de forma, de tal manera que es en el interior del flebótomo donde se transforma en parásito infectivo.

Por tanto, la enfermedad no se puede contraer por contacto con un perro infectado (a no ser por transfusión de sangre infectada), ya que es necesario que intervenga el “mosquito” flebótomo.

La Europa mediterránea es endémica de esta enfermedad y los casos están aumentando mucho en los últimos años. Hay estudios que calculan que en el suroeste europeo hay al menos 2,5 millones de perros infectados y que la enfermedad se está extendiendo.

La sintomatología del animal infectado varía mucho, incluso hay muchísimos perros con Leishmania que no presentan ninguna sintomatología aparente. Algunos de los síntomas más comunes son delgadez, seborrea, alopecias alrededor de los ojos o heridas que no cicatrizan bien. Otros síntomas son diarreas, crecimiento excesivo de las uñas o insuficiencia renal.

El sistema inmune de los animales (igual que el del hombre) tiene dos respuestas, la celular y la humoral (producción de anticuerpos). Los animales que enferman por Leishmaniosis producen anticuerpos que se unen al parásito formando un complejo. Estos complejos producen daños en el perro cuando se depositan en distintos lugares del organismo. Por ejemplo, si se depositan en el riñón, se producirá insuficiencia renal.

Si la enfermedad se detecta a tiempo se puede tratar. La sintomatología de los animales tratados puede llegar a desaparecer, aunque el parásito pueda no eliminarse del todo. Cada vez existen más y mejores tratamientos contra la Leishmaniosis canina, pero es muy importante la detección precoz de la enfermedad. Esta detección precoz se consigue realizando una analítica anual de Leishmania. Es mejor realizar esta analítica en otoño o invierno (cuando comienza la campaña de Leishmaniosis canina), Ya que si un animal que ha dado negativo todos los años, si un año resulta positivo, sabemos que ha contraído la enfermedad ese mismo año, por lo que la probabilidad de llevar a cabo un tratamiento con éxito es muy alta.

Existen numerosos productos para proteger al perro frente a la Leishmaniosis, como pipetas, collares o pulverizadores (en gatos sólo se pueden usar unas pipetas específicas repelentes de insectos). Pero no hay nada efectivo al 100%, por lo que se recomienda usar la combinación de dos o más de estos productos para elevar la efectividad al máximo posible.

Hasta ahora no existía una vacuna frente a la Leishmaniosis canina, ya que todas las vacunas hacen que el animal produzca anticuerpos, y en el caso de la Leishmaniosis se necesita que la respuesta sea celular.

En enero de 2012 salió una vacuna frente a la Leishmaniosis canina que se ha obtenido a través de un medio de cultivo patentado para reproducir el ciclo biológico completo del parásito sin utilizar perros de experimentación. En este medio de cultivo el parásito secreta y excreta proteínas. Estas proteínas puras unidas al coadyuvante QA-21 son los integrantes de la vacuna contra la Leishmania, la cual produce en el organismo una respuesta celular, ideal para obtener la reacción inmunitaria deseada. Así pues, la vacuna contra la Leishmaniosis canina es diferente a cualquier otra, como por ejemplo, moquillo, parvovirus, etc., las cuales producen anticuerpos.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que esta vacuna sólo es efectiva en animales no infectados por Leishmania. En los animales infectados no produce ningún efecto, por lo que antes de iniciar la vacunación es necesario realizar la analítica de Leishmania.

Joomla SEF URLs by Artio